NO MÁS IMPUESTOS PARA NUESTRAS FAMILIAS: CARLOS MENDOZA DAVIS

La segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió analizar la controversia que el Gobierno de Baja California Sur interpuso a fin de que la entidad sea contemplada en el Decreto de Estímulos Fiscales para la Región Fronteriza Norte del país,

que emitió el Poder Ejecutivo Federal, y permitió disminuir los impuestos en varios estados del país.

Al respecto, el gobernador del Estado Carlos Mendoza Davis explicó que dicha controversia tiene como finalidad beneficiar a la población de sudcalifornia, ya que, de proceder, se reduciría a la mitad (8 por ciento) el Impuesto al Valor Agregado (IVA), y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) en una tercera parte (33%).

“Toda mi vida he pugnado porque los impuestos que se cobran a las familias bajen. El gobierno federal no nos trató con justicia, nos exluyeron indebidamente. Por eso recurrimos a la Corte. En principio no prosperó nuestra queja. Recurrimos con argumentos legales, pero, también económicos y sociales. Hoy avanzamos en esta lucha que iniciamos cuando alzamos la voz, al considerar injusto que a los sudcalifornianos se nos dejara fuera de este Decreto. Otros estados en igualdad de circunstancias geográficas fueron beneficiados con la baja de impuestos y sudcalifornia no”, explicó el mandatario.

Recordó que en la Administración del Presidente Lázaro Cárdenas – mediante decreto oficial- se consideró a Baja California Sur como zona fronteriza, por lo que, de manera ininterrumpida hasta el 2013, los sudcalifornianos pagamos impuestos a la par que otros estados que comprenden esa categoría.

Mendoza Davis dijo que  desde el inicio de la administración estatal, una las prioridades ha sido el impulsar acciones y políticas públicas que beneficien a las familias sudcalifornianas y con ello sentar las bases de un mejor futuro para nuestra gente.

“Como senador de la República me opuse a que se incrementara el IVA, como gobernador recurro a la Corte, en uso de las facultades que me otorga la Constitución, para pedir un trato justo. No queremos pagar más impuestos en Baja California Sur, afecta las finanzas familiares y nuestra competitividad”, agregó.

Asimismo, enfatizó que, de proceder la controversia, la economía de las familias sudcalifornianas se beneficiará, ya que disminuiría el costo de productos y enseres.

Puntualizó que la controversia busca que se incluya a Baja California Sur en los estímulos fiscales que el Gobierno Federal otorgó a otros estados de la República.

“Seguiremos luchando para que los sudcalifornianos paguen menos impuestos, y que Baja California Sur sea beneficiado con los criterios que establece este Decreto en materia tributaria, ya que merecemos una equidad y ser tratados igual que el resto de las entidades beneficiadas”, indicó Mendoza Davis.

Finalmente, reiteró que las familias sudcalifornianas no tienen por qué pagar más impuestos.